NUESTRA HISTORIA

 

EL QUESO, UN PLACER GASTRONÓMICO UNIVERSAL

Así son los quesos, un bocado único que deja un sabor difícil de olvidar cuando han sido preparados por expertos, empleando productos de primera calidad, (leche de oveja), y fabricados con gran cuidado, pero sobre todo, con mucho mimo.
Con esmero y dedicación elabora sus delicias de leche de oveja D. Ildefonso Muñiz, heredero del negocio familiar que comenzó su padre en el año 1957, cuando se trasladó desde su localidad natal, Villalonso (Zamora), hasta Melgar de Yuso (Palencia).
En la actualidad esta empresa está pasando por su tercera generación, con Dª Josefina Azpeleta, esposa y sucesora de D° Ildefonso Muñiz, como gerente de ella; y encargados D° José César y Noelia Muñiz.

EL VALOR DE LA EXPERIENCIA

Un padre enseñó a su hijo a elaborar quesos a la forma tradicional, recogiendo la leche en carro y calentando garrafa a garrafa en una hoguera. Ahora las técnicas han mejorado la calidad del trabajo y permiten que el mismo sabor del producto de entonces llegue a todos sin perder ninguna de sus propiedades
Y aunque la forma de venderlo también ha variado no lo ha hecho una clientela fiel que no duda en salirse de su camino en la carretera para ir hasta Melgar de Yuso a adquirir una de las piezas de la quesería Muñiz Azpeleta. Y es que los quesos de oveja que fabrica esta familia son casi un lujo ya que en la actualidad quedan muy pocas empresas con tanta experiencia.

En la actualidad, a parte de vender en el despacho situado en la misma fábrica, también se distribuyen en Valladolid, León, Salamanca, Madrid, Bilbao, Avilés, Santander, A Coruña, Palma de Mallorca, Guadalajara, Sevilla, Huelva....